casa te haga más feliz

Publicado en Consejos

En nuestros hogares hay mucho que mejorar, pero estamos tan acostumbrados a ellos que es difícil que nos demos cuenta. Ha llegado la hora de hacerlo; ganaremos en felicidad.

Sigue leyendo este post y da la bienvenida al mes a lo grande.

Vamos a enseñarte cómo hacer de tu hogar un espacio de armonía

A pesar de que no iríamos a trabajar con una mancha en la camisa, ni llevaríamos el coche con una puerta del color distinto al del resto la carrocería, en casa parece que pasamos por alto ciertos detalles. Así, somos capaces de convivir con muebles que no nos convencieron al llegar al piso pero a los que, al final, nos hemos acostumbrado, con armarios de cocina donde las cacerolas se amontonan una encima de otra y que no podemos sacar sin armar un tremendo follón, e incluso con sofás cuya tapicería procuramos tapar con telas… para nada, porque resulta que sólo duran bien puestas mientras no haya nadie sentado.

2a38def3f95bf64a97340aeef79fce55

Sin embargo, parece que la gente de a pie también conoce estas verdades. Según el ‘Estudio en torno a las actitudes de la población española ante la decoración del hogar‘, el 79% de la población cree que la decoración es calidad de vida y no solo belleza; un 92% piensa que una casa bien decorada te hace sentirte más cómodo; un 83%, que estimula la creatividad, y un 76% o sea, ¡tres cuartos de los encuestados! opina que te hace la vida más fácil.

Entonces, ¿qué ocurre? Entendemos que no todos estamos dispuestos a embarcarnos en una reforma integral para transformar nuestra vivienda, pero es que parece ser que tampoco es necesario. De hecho, según este mismo trabajo de investigación, cada gesto cuenta. Así, el 87% de la población considera que no hace falta realizar grandes cambios en el hogar para mejorar mucho la calidad de vida, y el 81% piensa que con una pequeña inversión se puede cambiar el estilo de una vivienda.

df4b7a4c406567d4bd63ad3e089ca0ee-1

¿Y tu casa, cómo está? Echa un vistazo a tu alrededor y mírala con ojos de extraño: toma conciencia acerca de lo que no funciona, de lo que no te gusta y de lo que se podría mejorar. Seguro que te sale una lista más larga de lo que esperabas, pero contémplala de forma constructiva: el primer paso, como siempre, es aceptar la realidad. Luego hay que ponerse manos a la obra para resolverlo; te echamos un cable con estos cuatro consejos para que erradiques de una vez por todas esas actitudes que hacen que tu casa no sea el entorno sosegado y feliz que te mereces.

986b13d32d6249279d4eb9d8c2181f64

1 Si no soportas limpiar el polvo pero te encanta tener todos tus libros y tus recuerdos a la vista, quizá una vitrina sea la respuesta a todas tus dudas.

2 Si no tienes sitio para una mesilla de noche. Tu habitación es pequeña, o tienes la cama pegada a la pared, y todo lo que necesitas usar cada día se amontona de cualquier manera sobre la almohada. Pero no hay necesidad de sufrir esta incomodidad, este desorden; sólo necesitas un revistero de pared.

3. Si eres un asesino vegetal. Un entorno verde oxigena la casa, nos relaja, contribuye a mantener una temperatura agradable, humidifica el aire. lamentablemente, no todos somos capaces de mantener a nuestras amigas vegetales con vida. ¿Es tu caso? Entonces, lo que necesitas es un cáctus.

4.  ¡Si tardas mucho en salir de casa! Lo más probable es que sea porque no encuentras lo que necesitas. Por ello, ¿qué tal suena crear una pequeña zona en la entrada donde todo pueda mantenerse en orden? Así lo tendrás a mano nada más pensar en salir, y evitarás dejar tus pertenencias por medio, con el estrés visual que ello conlleva. Dos básicos para hacerlo son el zapatero y el perchero.