Publicado en Consejos

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) cada año se desechan 1.300 millones de toneladas de alimentos y la mayoría proviene de nuestros hogares.

Para ser conscientes del asunto y evitar el desperdicio de alimentos que pueden ser aprovechados, proponemos 6 consejos muy fácil de llevar a cabo en sus casas.

1. Compra lo que realmente necesitas.

Planificar el menú semanal ayuda a ahorrar. Piensa en los alimentos necesarios y antes de comprar, mira en el frigorífico. Así, podrás saber los ingredientes que te hacen falta y no comprarlos por partida doble.

2. Desconfía de las ofertas.

No te dejes tentar por las ofertas, sino llegarás a casa con más artículos de los necesarios. Ten en cuenta que tirar comida es tirar dinero.

3. Lee la información que aparece en la etiqueta  .

Es importante que conozcamos lo que comemos y seamos responsables de escoger las opciones más adecuadas.

4. Comprueba la fecha de caducidad.

Mira la fecha de caducidad, de esta manera, si no tiene previsto consumir de inmediato un artículo coja una unidad que caduque más tarde o cómprelo el día que vaya a consumirlo.

5. Sirve cantidades pequeñas de comida .

Es preferible repetir cuando se haya acabado la comida del plato, que desecharla a la basura y así evitaremos el desperdicio de alimentos.

6. Aprovecha los restos.

Si has hecho demasiada cantidad de comida, en lugar de tirarlos, utilícelos para la comida del día siguiente, aprovéchelos como ingredientes para la receta de ese día o congélelos para otra ocasión. Los alimentos no perecederos como por ejemplo, la fruta puede utilizarse para hacer batidos o tartas, o como, las verduras que suelen ponerse mustias pueden aprovecharse para cremas o sopas.

desperdicio de alimentos