Hacer la cama

Publicado en Hogar

¿Te has parado alguna vez a pensar las distintas posibilidades que existen a la hora de hacer la cama? Seguro que en ocasiones has escuchado comentarios como “nadie hace la cama como mi padre” o “qué bien han hecho la cama en este hotel“.

A continuación te mostramos los rasgos de personalidad que pueden adivinarse a partir de tu forma de hacer la cama.

 

Romántico. Las mantas y sábanas cubren la cama pero de manera descuidada y las almohadas no son un elemento decorativo, están ahí para nuestro descanso

Este tipo de personas es sensible y emocionalmente inteligente. Son fáciles de llevar en sus relaciones y de espíritu libre.

Hacer cama

Tradicional. Doblar el edredón bajo la almohada y dejarlo bien estirado.

Son personas constantes que saben lo que quieren y les gusta el trabajo bien hecho.

Hacer cama

Reservado. Cuando la sábana o el edredón cubre toda la superficie de la cama.

Se dice que son personas amigables pero que tienden a tener algo que ocultar o mantener cierta distancia con las personas que le rodean.

Hacer cama

Princesa. Doblar la sábana y el edredón de manera que pueda verse la sábana bajera y cubrirlo de almohadones.

Son personas extrovertidas, entusiastas y creativas.

Hacer cama

Acelerado. Consiste en dejar prácticamente la cama deshecha.

Estas personas están tan ocupadas y tienen un ritmo de vida tan frenético que no disponen de tiempo suficiente para hacer la cama. ¡Son divertidos!

Hacer cama